Comprar casas de madera

  • Compra tu casa de madera este verano

    Comprar casa de madera en este verano es una buena elección

    Muchas personas quieren relajarse un poco en el verano y salir de los típicos lugares en donde hay grandes aglomeraciones de gente. Una buena elección es comprar casa de madera en este verano para instalar en un terreno y pasar allí unos días agradables, en donde se pueda descansar del calor, teniendo en cuenta que estas casas son bioclimáticas.

    El buen diseño y la calidad de estas viviendas hacen que cada una de las personas que habiten en ellas pueda estar totalmente cómodas, que se sientan como en las casas de sus sueños. La idea de nuestros profesionales  es la de satisfacer las necesidades de los clientes, por lo cual es de vital importancia escuchar la opinión de los mismos.

    Para ayudarles a la hora de comprar casa de madera, disponemos de un catalogo con mas de 60 modelos diferentes en tamaño y estética, los cuales se pueden adaptar a las necesidades y gustos de nuestros clientes. De igual manera, los terrenos escogidos para construir su casa de madera, serán estudiados para aprovechar al máximo las posibilidades de diseño de su nueva casa, de esta manera, su nueva casa de madera alcanzara los niveles óptimos de diseño, calidad y seguridad.

    En la actualidad, con la edificación masificada de los últimos años, se ha dejado  de lado algo tan importante como es el contacto con la naturaleza, pero por medio de las casas de madera se vuelve a retomar este contacto y disfrutar de todos los beneficios que proporciona. La armonía con la naturaleza en la actualidad se puede llegar a obtener, y al mismo tiempo, mantener el confort  y seguridad que proporciona una casa de madera

     

    Razones para comprar casa de madera en este verano

    1. Porque tan solo en un mes se obtiene la casa de tus sueños, realizada con los mejores materiales y con un diseño personalizado para poder disfrutar al máximo de la misma. Teniendo en cuenta que la construcción se tiene lista en un mes, se ahorra en tiempo y costes con respecto a las construcciones de obra tradicional.
    2. Cada una de nuestras casas de madera cuenta con las instalaciones básicas necesarias para vivir cómodamente, nos referimos a las instalaciones eléctricas con sus líneas y mecanismos y a las instalaciones de fontanería en baños y cocina, con sus correspondientes sanitarios, desagües y griterías. Los acristalamientos son de tipo climalit, siempre en carpinterías de primera calidad en madera maciza y opcionalmente, aluminio o PVC. La distribución interior de la vivienda se realiza indiferentemente en madera o en yeso-pladur, según la elección de los clientes. Adicionalmente, se facilita el acceso a la instalación de múltiples sistemas de climatización, tanto de frío como de calor y siempre a elección de los clientes.
    3. Las viviendas de madera cuentan con una gran luminosidad, enormes vistas y panorámicas a través del diseño de acristalamientos de gran formato, que favorecen la luminosidad interior y la generación de ambientes relajantes, por lo cual son apropiadas para descansar en verano, ya sea de forma constante o solo unos días en las vacaciones y descansar del ajetreo que genera la ciudad. Imagínese sentado en su sofá favorito, con unas preciosas vistas en un fantástico día de verano, disfrutando de una suave temperatura interior en su vivienda y evitando los rigores del calor veraniego. Recuerden que una casa de madera no es ni fría ni calurosa, siempre y cuando se diseñe y fabrique correctamente, claro esta.
    4. Comprar casa de madera es una buena opción, ya sea que se compre sola o con algunos complementos, entre los que destacan las piscinas, ideales para divertirse y refrescarse en los días de mucho calor. Se cuenta con 3 estilos diferentes de piscina, para poder escoger la que se adapte más a los gustos y necesidades. También disponemos de porches y pérgolas como complemento que nos resguardaran del sol mientras disfrutamos de nuestro jardín.

    Comprar casa de madera es una opción de calidad, ya que en estas viviendas el nivel de confort y seguridad es muy alto, pudiendo al tiempo disfrutar del contacto con la naturaleza, estar frescos en los días de calor del verano y liberarse del estrés que genera el agitado ritmo de vida de la ciudad. Esto proporcionara a nuestra familia salud y bienestar, una calidad de vida pocas veces alcanzado por la construcción habitual.

    Compartir

    Dejar un comentario

    Tu email no se publicará

    *